Estuve poseída

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Estuve poseída

Mensaje por equipo de la admin el Sáb Jun 28, 2008 9:38 pm

Esta es mi historia, es tan real como increíble, empieza así...

A la edad de 17 años conocí a un chico, salimos de novios hasta que yo tenia cerca de 20 años. A esa edad yo le dije que no quería saber mas nada y cortamos la relación.
La madre de él me maldijo diciendo que nunca iba a ser feliz, que no iba a poder engendrar y que me iba a volver loca; las tres cosas se cumplieron.
Cierta vez, al poco tiempo de cortar con este chico, empece a ver visiones de un enorme monstruo que estaba en la pared, lo veía yo sola, ni mi madre ni mi padre lo podían percibir. El monstruo al que me refiero estaba lleno de pelos, como el tio cosa de los locos Adams, pero enorme, me amenazaba con sus garras y mi mama se ponía delante y parecía que la iba a agarrar, pero era una visión, sólo yo podía verlo y esa cosa espantosa no existía.
Luego de eso vino lo peor, de a poco comenzaba a sentir como una vincha que me oprimía el cerebro, cuando eso sucedía lo que deseaba era acostarme y cuando me acostaba empezaba la posesión.
Sentía como si mi alma se fuera para dejarle paso a otro, como que algo se metía en mi, me quedaba sin sentido porque no era yo la que estaba haciendo cosas incoherentes, era algo que estaba dentro.
Me han contado mis padres que cuando eso sucedía, ladraba como un perro, gruñía, me retorcía pareciendo como una serpiente deslizándome por la cama.
Mientras eso pasaba, mi alma o no sé qué, se encontraba en una caverna oscura con una reja, detrás de la reja un trono y yo estaba atada de pies y manos a la reja desnuda. La caverna tenia antorchas y una escalera, podía ver que de esa escalera bajaba alguien con una larga capa, nunca llegué a verle la cara. Sólo sé que cuando llegaba a donde me encontraba, me azotaba.
Mientras eso pasaba, mis padres me echaban agua bendita, me pasaban un crucifijo, era peor, peor me ponía, mi madre me contaba todo cuando despertaba.
Sólo sé que cuando despertaba y esa cosa que me hacia hacer esas barbaridades, se iba de mi cuerpo; volvía en si y me dolían las muñecas, la espalda también, como si esos azotes que me daba ese hombre en la caverna fueran de verdad.
Hemos pasado de todo, a cada rato me descomponía, era increíble, mis padres no sabían a dónde llevarme, se recorrieron todo, me estaba volviendo loca, me subía a la terraza y me quería lanzar de allí, no podía entrar a un iglesia, mis piernas se frenaban, no me dejaban avanzar.
Una vez logré entrar a una iglesia y cuando vi a Jesucristo se me hizo la cara de un monstruo, como si Jesús estuviera transfigurado.
Mis visiones comenzaban en aumento, veía caer bichos del techo de la habitación; cuando estaba en el ataque, me pasaban la cruz gruñía, si me pasaban otro objeto no, el agua bendita me quemaba, la luna llena era como que me llevaba con ella, la seguía como hipnotizada.
En fin para no extenderme más, vinieron curas, curanderos, de todo, nadie podía sujetarme cuando me transformaba, sólo quería matarlos, porque las voces que escuchaba me ordenaban que lo hiciera y yo me resistía, ya sabía que venía un cura cuando todavía no llegaba a casa, las voces me avisaban.
Me estaba volviendo loca, en realidad me hicieron un exorcismo, un cura y un pastor evangélico, pero creo que como me han contado yo tenía una legión de malos espíritus.
Así que creo que cuando me pongo nerviosa quiere despertarse eso que sigue en mí, porque me dan ganas de gruñir y me contengo, creo que esa cosa aun habita en mí, sólo que esta dormida.

_________________
avatar
equipo de la admin
forero
forero

Cantidad de envíos : 25
Fecha de inscripción : 22/06/2008

Ver perfil de usuario http://enigmasdelahistoria.foroactivo.com.es

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.