El Caso Galdar

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Caso Galdar

Mensaje por omega el Sáb Jun 28, 2008 5:02 pm

Daniel T. Fox.

El suceso que pasamos a narrarles tuvo lugar el 22 de Junio de 1976 y ha sido considerado uno de los sucesos OVNI más espectaculares e importantes en Canarias y en el resto de España. Ha sido desclasificado en octubre de 1993 por el Ejército con número 760622 y consta de más de 100 folios. Dicho documento formaba parte de los 12 casos que les fueron entregados a Juan José Benítez en Octubre de 1976 por el Gobierno Español de forma oficial.

omo hemos dicho, aquel 22 de junio y sobre las 21´30 h más o menos y desde múltiples lugares diferentes comienza a observarse en el cielo canario una extraña luz seguida de diferentes resplandores. El fenómeno es visto por miles de personas en diferentes islas y la evolución del mismo comienza al sur de Fuerteventura hasta el norte de Gran Canaria y Tenerife, desplazándose a una velocidad aproximada de 3.000 Km./h.

Podemos dividir el suceso en dos partes, la primera corresponde al gran halo luminoso que se produce en el cielo y la segunda parte corresponde a la increíble historia vivida por un medico de Galdar en Gran Canaria.

Comenzaremos con el relato que hace el capitán de la corbeta Atrevida de la Marina Española que se encontraba en aquel momento a 5,5 km de Punta Lantailla, cerca de la costa Suroriental de Fuerteventura. Dicho informe fue elaborado como "secreto" para los superiores del Sector Aéreo de Las Palmas (Gran Canaria) y fue corroborado por la tripulación completa.

Relata el capitán : "a las 21´27 vimos una intensa luz amarillo-azulada desplazándose desde la orilla hasta nuestra posición que parecía emerger de tierra firme. Primero pensamos que era un avión con las luces de aterrizaje encendidas. Entonces, cuando la luz alcanzó cierta elevación (15-18 º) esta se hizo estacionaria dos minutos, girando su proyección luminosa, dejándose de ver el foco de origen - este dato es fundamental ya que desacredita totalmente la hipótesis del misil que tanto se empeñan algunos sectores racionalistas de la ufología en defender, mas adelante, el capitán aporta mas datos que hacen hasta irrisoria dicha hipótesis, pero prosigamos- Luego apareció un gran halo de luz intensísima de color amarillento y azulada que estuvo en la misma posición durante 40 minutos hasta que desapareció, - o sea, sobre las 22´10 mas o menos- Dos minutos después el gran halo de luz se dividió en dos partes, -según entendemos, del gran halo luminoso surgieron dos partes, pero el gran halo continuaba- la más pequeña comenzó a bajar hacia el centro del halo luminoso donde apareció una nube azul que posteriormente se desvaneció.

La parte superior comenzó a subir en espiral rápidamente e irregularmente, hasta que finalmente se desvaneció también. Ninguno de estos movimientos afecto al halo circular inicial en ningún momento, que quedó siempre en las mismas condiciones: alumbrando parte de tierra y mar, lo que hace suponer que no fue un fenómeno lejano sino próximo". En el expediente desclasificado se observa en el anexo II las secuencias, en dibujo, del fenómeno.

Bien, hasta aquí la importante declaración de todo un capitán de la Armada Española del cual, como desgraciadamente ocurre con los pilotos, no se puede decir que confunda este fenómeno con Venus, ni con cualquier otro fenómeno natural conocido. Es importante señalar que, según el capitán, el radar del barco no detectó nada anormal.

También la tripulación del barco Osaka Bay, del cual no conocemos su posición exacta, pudieron observar el fenómeno. Según relatan, al principio fue observado un resplandor naranja pálido cerca del horizonte. Dos minutos después podía verse además un disco blanco a unos 10º de elevación, a través del cual eran visibles las estrellas. Fue creciendo el disco y a los 10 minutos se extendía desde la línea del horizonte hasta una elevación de 25 º aproximadamente. Permaneció a la vista 25 minutos mientras que el resplandor anaranjado que había ido tomando una forma alargada, fue visible durante 5 minutos más.

Otros relatos de Avistamientos:

"Como un cohete que surgía del mar y se remontaba hacia el cielo despidiendo una intensa luz roja que se fue difuminando paulatinamente para formarse unas nubes blancas alrededor de las cuales giraban como tres círculos"

"Primero fueron vistas dos figuras -entendemos luminiscencias- en forma de halo y de una tonalidad rojiza con un movimiento en zigzag. A continuación se formó una gran espiral quedando después tres franjas de un intenso color rojo a distintos niveles, superpuestas, y con cierta separación entre ellas"

Algunas fotos, como las realizadas por un turista fueron requisadas por las autoridades militares, estos después fueron los que divulgaron una de esas asombrosas fotografías (Imagen Superior).

Tras la narración del capitán pasamos a la isla de Gran Canaria donde minutos después ocurre un fenómeno similar presenciado por miles de testigos pero, especialmente por uno, el médico de la localidad de Galdar, don Francisco Padrón León.

El propio Dr. Francisco Padrón León (En la imagen) relataba al juez informador el suceso en los siguientes términos: " Estando en mi casa de Guía, hacia las 10 o 10`10 de la noche llegó Dámaso Santiago Díaz Mendoza, acompañado del taxista Francisco Estevez García, para que fuera a ver a su madre, una anciana que vengo tratando hace tiempo. El aviso era urgente (...) Salimos con prontitud hacia el paraje de La Rosa, - que se encontraba a seis kilómetros -, al remontar el ultimo repecho fuerte del camino, los faros del coche enfocaron una esfera luminosa estacionaria muy próxima al suelo sin poder precisar si lo tocaba. Era de material totalmente transparente, como cristalina, ya que a través de ella se podían ver las estrellas del cielo; era de color azul eléctrico, pero tenue, sin deslumbrar y de un radio de treinta metros. En el primer tercio inferior se veía una plataforma de color aluminio y tres grandes consolas sobre ella. A cada lado de la del centro habían dos figuras enormes, de unos dos metros y medio o tres, enteramente vestidos de rojo, dándose frente una a la otra, de forma que siempre las vi de perfil, jamás se volvieron hacia nosotros. Lo extraño era su morfología: la que quedaba a mi derecha era mas alta que la otra, el tórax era más largo que las extremidades inferiores, que eran cortas, daban la impresión de estar sentados aun cuando estaban de pie; las extremidades superiores eran proporcionales al tórax, lo mismo de la cabeza, pero el occipital era ligeramente alargado. Llevaban algún tipo de escafandra, pues no pude apreciar las facciones y las manos parecían terminar en punta de flecha, como si llevaran guantes".

El médico, asombrado, preguntó al taxista si veía lo mismo que él y éste respondió que hacía rato que veía una gran bola creyendo que era una satélite. En ese momento y muy sobresaltado preguntó si se acercaban más, a lo que el médico respondió que no, que siguieran para la casa.

OTRO TAXISTA VE UN EXTRAÑO OBJETO

A seis kilómetros de éstos, otro taxista que subía en su vehículo hacia la montaña de Galdar ve un objeto esférico muy luminoso.

La casa de la enferma estaba muy cerca, el médico la reconoció y con todos los vecinos salieron a contemplar el fenómeno.. Desde allí se observo todo: " Vi que de un tubo semitransparente central de la esfera salía una especie de humo azulado que se fue extendiendo por la periferia del interior de la esfera sin salir de ella. Entonces la esfera empezó a crecer y a crecer hasta hacerse enorme como una casa de veinte pisos, pero la plataforma y los tripulantes permanecieron del mismo tamaño. Entonces se elevó lenta y majestuosamente, pareciéndome oír un silbido tenue. Alcanzó una velocidad vertiginosa, como no había visto en nigun avión, y la esfera se deformó en algo fusiforme azulado y por detrás rojo. Desapareció en dirección a Tenerife".

En las fechas Juan José Benítez también entrevisto a Francisco Padrón y obtuvo un relato mucho más completo y detallado que el informe oficial, donde se centra también en el aspecto psíquico del fenómeno, en las sensaciones que le produjeron, en el estado anímico de los testigos los días siguientes, en la espiritualidad que envolvió el avistamiento.

Tras el suceso, la vida del doctor Padrón cambió completamente, ya que empezó a tener una memoria grandísima y una lucidez extrema y como dice el propio Francisco "el suceso ha transformado mi vida, la ha hecho más elevada" y comenzó a recibir comunicación a través de una voz en su cabeza, esa voz le dijo una noche, el 19 de noviembre de 1976 ( 5 meses después) , que tenía que ir a un acantilado con otros testigos ajenos al caso y allí tuvieron una experiencia importante, pudieron observar una semiesfera luminosa enorme, aquel espectáculo fue observado además desde tierra por mas testigos, entre ellos un alcalde y desde el aire por la tripulación de hasta 16 aviones de diferentes compañías, en uno de ellos, de la Fuerza Aérea Española iba el capitán general de Canarias (Carlos Dol del Espejo) que declaro e hizo el informe sobre el caso y según su versión lo que vio era algo extraterrestre similar a una esfera luminosa. Curiosamente otro barco de la Armada es testigo también de dicho fenómeno, el Juan Sebastián Elcano.

La visión del fenómeno que relata Francisco Padrón duró unos 20 minutos. El juez militar indaga en un largo formulario por las sensaciones de los testigos. ¿Pánico?: " No exactamente -contesta el médico-, admiración y deseo de conocerlo, sensación de entusiasmo moral y de paz". El taxista y el agricultor (Dámaso) sentían más miedo que curiosidad. Horas después, los testigos sintieron una extraña sensación de frío.

El doctor Padrón goza de prestigio en la zona y llevaba dieciséis años ejerciendo la medicina en aquellas fechas. Él habló públicamente del suceso pese al riesgo profesional y familiar que ello suponía ante las publicaciones en algunos periódicos de que aquellos podría tratarse de un meteorito o volcán submarino.

Según relata el doctor: " un comandante del Ejercito vino a mi casa y me prohibió hablar del caso bajo serias amenazas. Y así hasta hoy , en que el tiempo nos da la razón. No hubo alucinación" Estas declaraciones fueron hechas en base a la desclasificación del año 1993.

omega
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 38
Edad : 35
Fecha de inscripción : 23/06/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Caso Galdar

Mensaje por omega el Sáb Jun 28, 2008 5:02 pm

El taxista ya falleció, pero su declaración manuscrita ante el juez coincide plenamente con la del doctor Padrón. El otro ocupante del coche, Dámaso, que aun vive, afirma, ante el juez, que no pudo verlo todo con detalle porque se lo impedía la capota del coche y se sintió asustado al ver el asombro y estupor del médico y del taxista. En declaraciones más recientes, Dámaso, cuenta que no pasó miedo pero si curiosidad cuando minutos después lo vieron todos desde la casa, "aquello era como un ojo redondo, luminoso y transparente, como esas ventanas de los barcos, pero enorme y con dos personas dentro. Yo declare luego en Maspalomas y el coronel de aviación que me oía, decía con envidia: "mira que llevo tiempo por ahí arriba y no he tenido esa suerte...".

EL VUELO DE LA COMAPAÑIA AVIACO

A la misma hora, un matrimonio de Boca- Barranco, al norte de Gran Canaria, observa en el cielo una luz desplazándose y dejando tras de si un rastro de color azul; un policía municipal del mismo pueblo percibe un objeto rojizo cruzando por el cielo hacia Tenerife que lo observa estacionario a la altura de Guimar. En la localidad de Agaete, el profesor Isidro García observa " una gran circunferencia blanca, totalmente transparente". Un jornalero, a 200 metros de donde esta el doctor Padrón ve en cielo una mancha en forma de fuego, con dos listas azules y un cerco como el halo lunar.

Una señora de la finca de Las Rosas detalla que un poco antes de que llegara el doctor se le apagó el televisor y al asomarse a la ventana observo una gran bola azul transparente y en el interior algo como dos figuras . El globo creció hasta hacerse como del tamaño de la iglesia del pueblo.

En el cielo, la tripulación de un avión de la compañía Aviaco que efectuaba el vuelo Lanzarote- Tenerife observó una semiesfera luminosa que pareció surgir del mar justo frente a su aparato. Notificaron su observación al Centro de Control del aeropuerto de los Rodeos, quienes, a su vez, confirmaron visualmente el avistamiento.

Francisca C. viajaba en una guagua, junto a siete personas más, en dirección a Agaete, cuando se percataron de la presencia de una " bola circular de fuego, de un color difícil de definir". El OVNI se desplazaba de una forma extraña y majestuosa, el chofer de la guagua llego a parar para observar mejor el fenómeno.

El último avistamiento se produjo a las 21`45, en el Pozo de las Nieves, al noroeste de Gran Canaria, donde un sargento vio aparecer " por detrás de la isla de Tenerife un objeto circular con la dimensión de tres lunas llenas, de coloración rojiza y azul. Se elevó hacia 45 º y tras diez minutos desapareció".

Al día siguiente del fenómeno la prensa tinerfeña se hacia eco de un fenómeno producido la noche anterior a las 22´30 sobre las islas de Tenerife, La Palma y La Gomera y que seguramente formaba parte del mismo fenómeno que empezó con el avistamiento desde la corbeta Atrevida a las 21:30.

NOTICIAS DE LOS PERIÓDICOS EN DÍAS SUCESIVOS.

23 junio 1976 "EL DÍA"
"Anoche un OVNI cerca de La Palma"

A las 10`30 de la noche se recibieron llamadas telefónicas de los corresponsales en Granadilla y Tacoronte (Tenerife), dando cuenta de un fenómeno que estaban observando sobre la isla de La Palma. Desde Granadilla se decía que desde el barrio de Ravelo y la zona de Agua García se veía sobre La Palma el resplandor de unas explosiones muy parecidas a las observadas cuando estaba en erupción el volcán. Describían círculos rojos y blancos fantásticos.

El capitán, tripulantes y pasajeros del barco Villa de Agaete que venía de Gran Canaria contaron a la llegada al puerto de Santa Cruz que sobre las 22`20 h observaron un fenómeno similar al descrito, añadiendo que parecía tratarse de un gran objeto circular. En un principio sus dimensiones parecían pequeñas pero conforme se iba elevando sobre el mar parecía adquirir mayor proporción para luego ir difuminándose y convertirse en una ligera bruma. Ellos lo vieron entre el aeropuerto de Los Rodeos y el Teide.

23 junio 1976 "DIARIO DE AVISOS"
"Anoche espectacular fenómeno en aguas Canarias. Millares de personas lo contemplan. Cuatro hipótesis: un volcán submarino, un meteorito que cayo al mar, otro fenómeno marino o atmosférico o algo relacionado con los OVNIs"

Un hongo gigantesco, que despedía una luminosidad poco común, se vio aparecer sobre el mar, similar a una bomba atómica. Previamente, don figuras en forma de halo y de una tonalidad rojiza moviéndose en zigzag, habían precedido a la formación de la gran espiral, quedando después 3 franjas a distinto nivel, superpuestas y con una cierta separación entre ellas. Las franjas de un intenso color rojo fueron vistas durante unos 20 minutos hasta que se difuminaron. Encima de estas franjas pudieron observarse como dos potentes focos de color azul fuerte, que se mantuvieron durante unos 30 minutos para luego disminuir y convertirse en bruma. Alrededor se formó una nube en forma circular, perfectamente visible entre La Gomera y La Palma durante casi 1 hora.

Otra sorprendente noticia aparece en la Prensa al día siguiente: " Los tripulantes de un pesquero, impresionados por el OVNI que paró junto al mástil". Unos pescadores que se encontraban en el barco Madre Bitarte, que faenaba frente a las costas de Alajeró, en La Gomera, aseguraron que un enorme objeto que emitía potentes destellos luminosos se detuvo a la altura del mástil de su embarcación , desapareciendo al cabo de unos segundos. Perece ser que dicho objeto llego a producir extrañas quemaduras entre los marineros. Los testimonios recabados en la isla de La Gomera son también abundantes, en playa Santiago algunas personas observaron como un objeto de grandes dimensiones se elevaba desde las inmediaciones de la montaña de El Calvario de Alajeró, despidiendo fuertes destellos de luz naranja para desaparecer luego dejando una nube blanca.

Otros testigos situados en Izaña, el Teide, y que fueron entrevistados por J.J. Benítez y otros investigadores locales relataron que sobre las 10´30 de la noche el mar se puso rojo y "aquello" surgió entre la isla de la Palma y el Teide con una duración aproximada de 20 minutos. Era algo de color rojo que fue ascendiendo lentamente en espiral dejando detrás una gran pompa de luminosidad blanca de unos 200 kilómetros. Después, a los 15 minutos, más o menos, aquella luz se fue tornando mas espesa y termino por volverse como la niebla. Unos minutos antes observaron dos discos verdes, como dos lunas llenas, que salían de la espiral y dejaban una estela. Se desplazaron lentamente hacia el Teide y se perdieron en la lejanía y mientras tanto la espiral y luminosidad se fueron difuminando. Los testigos afirman que no oyeron ningún ruido.

VEREDICTO DEL EJERCITO ESPAÑOL

Tras el suceso de Junio del 76, el Ejercito Español declaró alto secreto todos aquellos incidentes y amenazó con represalias a quien revelara cualquier detalle de lo ocurrido aquella noche. Paralelamente se pone en marcha una investigación oficial de carácter urgente para tratar de averiguar el extraño suceso. El general jefe de la Zona Aérea de Canarias nombra a un juez informador que será el encargado oficial de la investigación, su nombre era Antonio Munaíz Ferro-Sastre, que fue uno de los principales investigadores OVNI del Ejercito Español durante los años 70 y que en recientes declaraciones ha afirmado que los expedientes desclasificados no están completos.

Algunas conclusiones del juez informador afirman que las condiciones meteorológicas eran normales y la visibilidad muy buena. No se registro trafico aéreo ni civil ni militar y los radares no registraron el fenómeno. El juez descarta que se trate de una aurora boreal debido a la latitud, descarta la caída de un meteorito por la trayectoria seguida por el fenómeno y por el tiempo empleado. Descarta también el globo sonda, debido a la hora, la altura y la velocidad. El juez toma muy en consideración el testimonio de la corbeta "Atrevida" que coincide con otros testigos. Sobre los testigos de la finca de Las Rosas el juez escribe: " de su seriedad y sinceridad no le queda a este juez informador ni la menor sombra de duda ; ellos contaron lo que indiscutiblemente creyeron ver" - no lo creyeron ver, lo vieron-. Hay que decir que el juez no queda convencido del testimonio del doctor Padrón debido a ciertas incongruencias que el observa entre las declaraciones del médico y del taxista y las realiza el tercer testigo, que afirma que solo vio el fenómeno luminoso en el cielo y no los humanoides. El juez desestima también las declaraciones del doctor Padrón y el taxista porque estos se negaron a someterse a una sesión de hipnosis regresiva.

El ejercito recurrió a un parapsicólogo bastante desprestigiado, de origen húngaro y afincado en Canarias, que llegó a suponer que el doctor Padrón y los demás testigos debieron soñar esas visiones y transmitirse los sueños uno al otro. Algo bastante ingenuo.

Y el juez concluye: " Después de analizar todas las posibles causas del fenómeno sin poder encajarlo en ninguna de ellas y no pudiéndole dar el apelativo de objeto (porque no lo registraron los radares) - ? - , se llega a la conclusión final de que lo observado por la tripulación de la corbeta, y que fue corroborado por los demás testigos del citado día 22, era un "Fenómeno Aéreo No Identificado" (FANI) - aportando un nuevo léxico ufológico-.

El general jefe de la Zona de Canarias dice en un documento confidencial: "Se trata de un fenómeno observado en las islas de Fuerteventura, Gran Canaria y Tenerife por apreciable numero de personas solventes y coincidentes en los puntos fundamentales y no detectado por el radar. No ha sido posible determinar ni su origen ni su naturaleza" y a la vista de la situación declara el suceso "secreto de Estado".

Hasta aquí los relatos e informes oficiales de lo que ocurrió, según los testigos aquella noche. Cabe pensar que quizá aquella noche se produjeran diversos avistamientos OVNI, aunque es más probable que el fenómeno que comenzó a las 21`30 frente a las costas de Fuerteventura, siguiera por la zona de Galdar y acabase concretamente entre La Palma, La Gomera y Tenerife. Sin duda, la parte mejor documentada es el que protagonizo la corbeta Atrevida y al que le siguió la experiencia de Francisco Padrón. Como conclusión personal me parece que lo ocurrido en aquella fecha fue una demostración mas del incomprensible actuar del fenómeno OVNI y si los testigos no mienten, razón para ello no tienen, no cabe ninguna otra hipótesis que sea razonable y que no niegue los testimonios de los testigos.


omega
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 38
Edad : 35
Fecha de inscripción : 23/06/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.